COSECHAS

Vendimia 2014
A nivel de temperaturas la primavera fue cálida con unas temperaturas ligeramente por encima de los normales destacando asimismo la ausencia de temperaturas bajas, esto provocó un adelanto de la brotación con respecto a campañas anteriores de unas 2 semanas.

Después de un invierno en el que destacaron tanto la precipitación como el elevado número de días de lluvia, la primavera resultó seca con un porcentaje un 20% al valor medio. Estas condiciones permitieron una brotación uniforme y un muy buen porcentaje de cuajado en la floración.

El verano comenzó con un mes de junio en el que las temperaturas fueron normales o incluso algo más cálidas de lo esperado, pero alternaron momentos de temperaturas elevadas con otros de frío debido al paso de los sistemas frontales. El verano fue muy húmedo no tanto por la presencia de muchos días de lluvia sino por el hecho de hubo sistemas frontales muy activos en julio y agosto. Estas condiciones provocaron muchos problemas debido principalmente al mildiu lo que conllevó a una vendimia inferior en rendimiento en un 20% con respecto a la 2013.

En agosto, a partir del envero, las temperaturas fueron bajas por lo que la maduración se ralentizó. El mes de septiembre fue muy irregular ya que la primera y última semana fueron cálidas pero las 2 intermedias frías, hubo numerosos chubascos de carácter tormentoso registrándose 150-200 l/m2 en el Salnés, estas lluvias retrasaron y dificultaron la maduración resultando una vendimia con un grado medio bajo y una alta acidez en general.

Estas condiciones provocaron una vendimia corta, un 20% inferior a la de 2013, con un nivel de azúcar medio y una alta acidez. La vendimia se realizó entre el 21 y 27 de septiembre en un buen estado sanitario.

Vendimia 2013
La climatología de la campaña del 2013 resultó determinante para el retraso en la maduración siendo la vendimia más tardía de las últimas campañas. El ciclo comenzó con la primavera más fría de los últimos 25 años, a nivel de precipitaciones empezamos con un mes de marzo muy húmedo debido a la entrada consecutiva de frentes del Atlántico para volver a valores normales en los meses de abril y mayo.

El Verano fue en conjunto cálido. Junio frío, mientras que julio y agosto fueron cálidos. Seco en cuanto a precipitaciones, siendo en general escasas en los tres meses tanto en cantidad como en días de lluvia.

El otoño fue cálido y con precipitaciones normales aunque desigualmente distribuidas. El mes de octubre resulto más cálido de lo normal. En cuanto a precipitaciones, el otoño comenzó con un periodo muy seco en el mes de septiembre, pero en los días 27 y 28 se registraron lluvias muy cuantiosas. El mes de octubre resultó muy húmedo acompañado de una gran cantidad de días de lluvia. Esta sequía durante el periodo de maduración provocó una lenta acumulación de azúcares en la planta y un retraso en la maduración. Las lluvias de finales de septiembre e inicios de octubre dificultaron la vendimia.

Estas condiciones provocaron una vendimia corta, con un buen nivel de azúcar y una acidez equilibrada. La vendimia se realizó entre el 24 de septiembre y el 9 de octubre en un buen estado sanitario.

Vendimia 2012
La climatología de la primavera del 2012 resultó determinante para la disminución de la cosecha de esta campaña. En el mes de marzo las temperaturas fueron superiores a las esperadas y las precipitaciones escasas, sin embargo en abril la gran acumulación de temperaturas bajas y lluvias que superaron los 600 l/m2 provocaron una floración muy escasa y mal cuajado del fruto.

La media de las temperaturas en verano registró valores por debajo de los normales. En cuanto a las precipitaciones en el mes de junio hubo 18 días con lluvia, los valores fueron superiores al doble de lo normal para este mes, las lluvias en verano superaron los 300 l/m2, fue un verano muy húmedo. Sin embargo el mes de julio fue más seco de lo esperado. Estas condiciones climatológicas condujeron a un retraso en la maduración y a dificultades en el control de enfermedades en el viñedo.

En el mes de septiembre las temperaturas fueron calidas en general con máximas que superaron los 30º C con escasas precipitaciones y un número de días de lluvia inferior a lo esperado. Estas condiciones permitieron una buena acumulación de azúcares y una acidez equilibrada.

La vendimia fue tardía, se desarrolló entre el 27 de septiembre y el 1 de octubre, casi un mes de retraso con respecto a la del 2011. Es la cosecha más escasa desde la de 1998, el rendimiento fue solamente del 50% del de la cosecha 2011.

Vendimia 2011
Desde el punto de vista climatológico 2011 fue un año marcado por la ausencia de lluvias y altas temperaturas encadenadas durante 6 meses, entre abril y octubre. El año comienza con temperaturas cálidas y precipitaciones responsables de que resultase húmedo y cálido. Pero a partir de abril se caracteriza por una ausencia de precipitaciones y temperaturas medias hasta el mes de agosto, en el mes de septiembre las temperaturas fueron más altas de las esperadas y las precipitaciones escasas, resultando también un mes muy seco. Estas condiciones dificultaron la acumulación de azúcares por estrés hídrico y una baja acidez en vendimia debido a la combustión por el calor de septiembre, las uvas se cosecharon con un grado alcohólico medio y en un perfecto estado sanitario. La vendimia fue temprana y se realizó de forma escalonada en función de la maduración de cada parcela entre el 29 de agosto y 14 de septiembre.

La vendimia se realizó de forma escalonada en 3 semanas respetando la acidez natural de cada parcela, para ello se comenzó en las parcelas mas antiguas y de menor rendimiento, Palomar y Balado, finalizando por las parcelas más jóvenes. El rendimiento medio fue de 60 hl/ha alcanzando una correcta maduración y equilibrio. La vendimia es manual y contamos para ello con un equipo de 30 vendimiadores.

Vendimia 2010
2010 fue un año muy cálido y seco, el inicio del verano fue poco lluvioso con temperaturas moderadas. A partir de la primera semana de julio las temperaturas fueron altas con temperaturas extremas hacía el final del mes destacando una ausencia de precipitaciones. En los meses de agosto y septiembre las temperaturas también fueron altas con numerosas jornadas consecutivas de tiempo soleado y la cantidad de lluvia muy baja. Estas condiciones favorecieron la acumulación de azúcares y la baja acidez en vendimia, las uvas se cosecharon con un grado alcohólico alto y en un perfecto estado sanitario. La vendimia se realizó entre el 17 y 21 de septiembre con tiempo seco y caluroso.
La vendimia se realizó en solo 5 días con un equipo de 30 vendimiadores ya que la maduración y acidez eran muy buenas en todas las parcelas y la previsión de lluvias hizo que se vendimiase en un corto plazo.
El rendimiento fue bajo de 27 hl/ha aunque con una correcta maduración y equilibrio.